Se cerró una historia inolvidable: San Lorenzo se hizo con su segunda liga en fila tras vencer 94 a 59 a Regatas. ¿Algo más? ¡En el barrio de Boedo! .


Después de una extensa temporada, plagada de momentos históricos, San Lorenzo volvió a gritar campeón en la Liga Nacional. Manejó el campeonato de punta a punta, con un juego muy vistoso, y números estadísticos que lo certifican como el mejor de todos.

El broche no pudo ser mejor: Ante más de 3000 hinchas que explotaron el Roberto Pando, el equipo nuevamente se floreó, marcó diferencias extravagantes, y le devolvió el carnaval a Boedo. La serie culminó 4-1, datos tan anecdóticos como el 94 a 59 de la noche del sábado.

Desde el inicio mismo del partido, los dirigidos por Julio César Lamas (se despidió del club) marcaron el rumbo del juego con una eficacia desde tercera dimensión que le fue suficiente para sacar siete puntos de ventaja al final del primer cuarto. En los segundo diez minutos, ajustó en defensa y pudo correr a campo abierto, terreno en el que el Ciclón se hace muy fuerte. Con esa formula, más el agregado de Matías Sandes en la pintura, la brecha se duplicó y San Lorenzo se fue al descanso largo catorce puntos arriba.

El tercero fue el de quiebre, como nos acostumbró este equipo. Las vueltas de los entretiempos ha sido un punto alto y varios partidos los ha definido en ese parcial. Esta quinta final no fue la excepción. Si Regatas tenía alguna ilusión de ponerse a tiro, los bicampeones argentinos se encargaron de destruirla con un Marcos Mata esencial en este lapso.

Así el cuento se comenzó a cerrar, y lo que esperaban las familias que se acercaron al Pando, lo que soñaban todos los jugadores e hinchas de San Lorenzo, se encaminaba definitivamente. Los últimos minutos sirvieron para confirmar a Gabriel Deck como MVP de estas finales, y para el delirio de todo un barrio que volvió a vivir esas noches de gala y triunfos azulgrana, algo que hace varias décadas se le había perdido. Ahora toca festejar, disfrutar del largo camino recorrido, de este bicampeonato, de la cancha nueva, del viaje a la NBA y del Súper 4; pero por sobre todo, festejar ser Cuervos. ¡Salud Bicampeones! (M.A.)

Así llegó al Bicampeonato

Además de la estadística que cosechó en la cancha, San Lorenzo tuvo que atravesar la temporada más larga de la FIBA: 296 días recorriendo 36.118 kilómetros para disputar 67 juegos y entrenar unas 235 veces.

La temporada 2016/2017 de San Lorenzo de Almagro comenzó con los entrenamientos el 13 de agosto de 2016 en Boedo y terminó el 15 de julio de 2017 en el mismo lugar. Pasaron 11 meses, 336 días para ser más precisos. Fue la liga de básquetbol más extensa de la Federación Internacional de Básquetbol Asociado (FIBA).

Además de superar dos fases con 19 rivales de forma exitosa para alcanzar el bicampeonato de la Liga Nacional, el Ciclón tuvo que hacer un extenso recorrido. Entrenamientos, partidos, giras, kilómetros y concentraciones. Por ello, más allá de la fría estadística que se cosecha tras lo sembrado en el campo de juego, queremos resaltar algunos datos que merecen ser conocidos.

La temporada más larga de la FIBA Superando a cualquier liga latinoamericana e incluso europea. Sin contar la pretemporada, y yendo estrictamente a la competencia, hay que decir que la LNB tuvo una duración de 11 meses, más precisamente 296 días. Ni en España, Italia o Grecia se jugó tanto tiempo. Incluso, San Lorenzo de Almagro fue el equipo que más tiempo compitió durante una temporada en la historia de este torneo. Fue debutanto el 22 de septiembre de 2016 y se coronó en el último partido disputado el 15 de julio de 2017.

Un extenso recorrido por lo largo y ancho del país En estos 296 meses de temporada, el equipo de Julio Lamas disputó 67 partidos por temporada regular y playoffs. Para ello, tuvo que recorrer 36.118 kilómetros para enfrentar a 19 equipos de 14 ciudades distintas. Fueron un total de 18 giras.

Dedicación absoluta Este equipo, que además participó del Súper 4, la Liga de las Américas y un partido histórico en la NBA frente a los Toronto Raptors, entrenó un total de 235 veces, distribuídas de la siguiente manera: 62 pesas, 10 físico, 148 básquet, 29 preventivo, 28 lanzamiento, 73 día de partido, 84 descanso y 8 juegos amistosos.

Mejor record de la temporada regular Como mencionamos, el equipo de Boedo sumó 40 triunfos y 16 derrotas. Fue la mejor marca en la Conferencia Sur, idéntica a la de San Martín de Corrientes, líder del Norte. Entonces, ¿por qué San Lorenzo de Almagro se quedó con el primer puesto de la tabla general? Porque en los enfrentamientos que hubo entre el Ciclón y San Martín, se repartieron una victoria por bando, pero la azulgrana fue por mayor diferencia. Los correntinos ganaron por 4 puntos y los dirigidos por Lamas lograron una diferencia de 6 tantos.

Mejor record de los playoffs En esta estapa decisiva, San Lorenzo de Almagro sólo perdió un partido de los 11 encuentros que disputó. Barrió a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia por 3 a 0 en Cuartos de Final, idéntica serie con Quilmes de Mar del Plata en Semifinales y 4 a 1 a Regatas de Corrientes en las Finales de la Liga Nacional. Sólo otros cuatro equipos llegaron a este record en la historia: Independiente de General Pico 1995; Ben Hur de Rafaela 1995, Libertad de Sunchales 2008 y Peñarol de Mar del Plata 2010.

El bicampeón más efectivo La historia de la Liga Nacional tiene hoy cinco bicampeones: Ferro Carril Oeste, Atenas de Córdoba, Estudiantes de Olavarría, Peñarol de Mar del Plata y San Lorenzo de Almagro. Sumando ambos playoffs, el Ciclón es el que mejor record y eficacia ha cosechado: 88,4 por ciento, producto de 23 triunfos y 3 derrotas (13-2 de la 2015/2016 y 10-1 de la 2016/2017).

El más efectivo de visitante Contando la temporada regular y los playoffs, el Ciclón jugó fuera de casa 32 partidos, ganando en 21 ocasiones y perdiendo 11 veces. Su porcentaje, tremendo: 65,6 por ciento.

La Final con mayor diferencia La victoria de anoche sobre Regatas de Corrientes fue la más abultada en toda la historia de las finales de la Liga Nacional. San Lorenzo le sacó una diferencia de +35 (94 a 59). Histórico.

El plantel completo Julio Lamas utilizó 18 basquetbolistas para alcanzar el bicampeonato. Ellos son: Nicolás Aguirre, Santiago Scala, Selem Safar, Alex Pérez, Marcos Mata, Gabriel Deck, Mathías Calfani, Jerome Meyinsse, Matías Sandes, Lautaro López, Lisandro Fernández, Leandro Cerminato, Cristian Cardo, Juan Hierrezuelo, Mateo Wajsglus, Guillermo Díaz, Billy McShepard y Gerald Fitch.

Cuerpo técnico: Julio Lamas (entrenador principal), Carlos Duro (primer asistente), Herman Mándole (segundo asistente), Nicolás Bastarrica (preparador físico), Luciano Angelone (kinesiólogo), Mariano D'Elía (médico), Juan González (utilero), Román Perroni (prensa) y Sebastián Giuliodori (jefe de equipo).

La planilla de la temporada
Next
This is the most recent post.
Previous
Entrada antigua

comentarios :

 
Top